jueves, 28 de octubre de 2010

IV

Morfeo es el único amor perdurable y consecuente, sin embargo,
el único que puede competir en su preferencia es Eros, pues su gozo y su fastidio es irremplazable. Morfeo no es celoso, aunque compite suave y consistentemente, soplando en mi oído su espera.

"ES HORA DE DORMIR, DESCANSA, SOLO YO PUEDO RECUPERAR TUS FUERZAS"

Morfeo no me falla de noche a noche, y a veces coquetea impúdico en el camino de mis actividades. -Me quiere abrazar-me quiere completa a la luz del sol o la luz de la luna-me quiere retener en los amaneceres-.

La luna le huye a Morfeo, yo me entrego sin reservas.

Cada que un hombre abandonó mis brazos, estuvo Morfeo para consolarme,
cada que victoriosa compartia mi cama, Morfeo nos abrazaba a los dos.

Acostumbrada vivo extrañando a Eros, pero no es consecuente, Morfeo lo sabe: me seduce sin reparos de manera ferviente dia a dia.

Tenía razón aquel que decía que era el único que me entendía, estaba celoso de atención, pues nunca sus brazos fueron tan consoladores.

Cuéntame entonces cómo puedo dejar de ser fiel a quien me ha abrazado constantemente desde niña, y por ende, cuando la ancianidad ose derribar mis esfuerzos, y mi atractivo, aun así, Morfeo sin reparos seguirá impúdicamente seduciéndo mi cuerpo sin reparar en las carnes.

Te advierto Eros, aprovecha mi edad media, que después Morfeo no te dará oportunidad de volver a tocarme.

miércoles, 13 de octubre de 2010

III


Extraño cada palmo de tu cuerpo
desde las barandas de mi propio laberinto
un recuerdo sopla en la oreja
un fantasma me hace girar la vista.

Autoexiliada
estudio mi odisea
cobijada de suspiros
escojo los métodos y caminos mas entrincados
por ejemplo, el que va en espiral hacia mí misma.

Preguntaré al oráculo sobre mis deseos
pues no hay fecha de regreso
ni promesa de recuperarte
pero enuncio tu nombre
derramando salvia saliva y sangre
como ofrenda
para alimentar esta pira
que no es eterna
le pido me ilumine en esta odisea
inversa a tu encuentro.

Me preparo al cambio

Un suspiro tuyo está entretejido
cual hierba trepadora
frágil se enraiza en la entrepierna
si su raíz acepta mi cobijo
tu cuerpo tendrá entrada y salida libre
por los vericuetos de la próxima odisea.

jueves, 7 de octubre de 2010

II

monton de murmullos
acumulados entre el paladar y los dientes
esperando que acerques tus oidos para desmadejar su densidad
quiero soplarlos al muso que los inspira
quiero memorizar cada palabra para decirlos tal cual los pienso
y pienso
que debes estar cansado
pues has deambulado de un lado a otro de mi mente
por dias por horas
descansa
mientras te extraño se enraiza toda la esperanza
mientras espero, murmuro tu nombre
mientras murmuro, te invoco


mientras te invoco, tu duermes

miércoles, 6 de octubre de 2010

I


Copa dorada repleta de vino
en el centro del mundo
a ti se acercan las olas furiosas
para derribar el orgullo y beber el placer
cesean las manos por esos muslos blancos
como enredaderas
reptando por alcanzar tu espada

extraño tus formas
cada estación
quiero vestirte solo de besos
cesan todos los sonidos
susurro tu nombre
como jaculatoria
lo guardo debajo de la lengua
para no perderlo nunca
es el único amuleto que sostengo
después de cada batalla
lo único que queda
lo que reclama su nuevo comienzo

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Nada es para tanto


Nada es para tanto, ni las sonrisas en el momento de nuestros retozos o los insultos posteriores a la despedida.
Nada: ni tu abrazo, ni tu abandono.
Al final todo ello será olvidado, como polvo al viento.
Cuando muera, incluso en la memoria de mis hijos y de mis alumnos se irá apagando el sonido de mi nombre, como si nunca hubiera existido.
De qué sirve dar importancia a la brevedad de los segundos, y aunque olvidemos incluso el olvido mismo, tampoco es para tanto.
Viento es viento, da vida pasajera a los cuerpos, alimenta los pulmones, hace correr vida y borra las huellas.
Si te olvido no es ningún castigo, necesario es poner de nuevo en blanco el lienzo para crear de nuevo, hasta lo eterno tiene momentos en que es olvidado, así al recordarse se crea de nuevo antes de ser borrado.