miércoles, 22 de febrero de 2017

amante mío

Señor amante
me buscas en estos brazos maduros
te cobijas
me seduces
Te entregas
buscas elevarme
como hace veinte años
pero es mejor
porque es un camino conocido
disfrutado por los dos
no hay cosquillas de sorpresa
pero hay cultivo en los rincones precisos
señor amante
doctor honoris causa de mis placeres
placer no es felicidad
felicidad es que me ames
después de veinte años
sin que veinteañeras sean competencia

jueves, 16 de febrero de 2017

qué quieres

Qué quieres ver que no esté a la vista, 
qué quieres escuchar que nadie dice
qué quieres de respuesta, 
qué quieres que sea
decide lo que quieres
para que lo veas
lo escuches
para que aquello
sea


señor tiempo de espera

Contemplamos el tiempo 
en periodos intermitentes, 
para darnos cuenta que todo cambia en un instante, 
que se nos algolpan los momentos 
entre las canas y las arrugas. 

Paciencia me falta 
para no arrojarme al vacío 
cuando todavía no es mi tiempo. 
Trabajar mientras espero 
es mi consuelo. 
Retirarme a tus brazos y en tu lecho 
es un lujo 
pasajero,
 una luz 
y una melodía 
que da solaz 
al eterno andar 
y desandar de mis días.

el silencio es la contraseña

Con la brújula oscilando de izquierda
a derecha
sin decidir el norte
alguna de las dos tiene que aquietarse
para que la otra
pueda inmovilizarse

en una cuenta simple

mi mente debe callar
para que se revele la puerta

el silencio es la contraseña