martes, 21 de marzo de 2017

No deseo nuevos amores
les temo en el silencio de mi recámara
comienzo a envejecer, a engordar
no hay deseo de abrirme como flor y derramar néctar
no lo extraño
deseo mirarme al espejo largamente
que mis manos seduzcan la materia
y creen belleza, quiero pintar, armar, criar
me seduce la inteligencia
y lamentablemente
me seduce todavía más mi soledad