viernes, 17 de abril de 2015

Cobalto I

Es un suave dolor que no quieras estar conmigo
Que rechaces mi abrazo
Te ocultes en tu computadora
Y me dejes en la recámara preguntándome
Si acaso debí decir menos o decir más
Dulce herida que seca en la espera a que vuelvas a mí
Mis gatos ronronean en tu espacio vacío
Los acaricio y me contemplan
Con sus grandes y redondos ojos

Tus silencios serenos llenan la casa

No hay comentarios: