miércoles, 22 de abril de 2015

Por cierto

Y de cierto
mi corazón se había convencido de tu presencia
se concebía así mismo como nido tuyo
por eso
me ocupaba de respirarte
abrazarte
mirarte
conjurarte

no tenía prisa en copular
ni pensar que teníamos que correr
pues siempre habría tiempo de seducirte

y en el recuento
por cierto
debí devorarte más seguido
nunca dormir contigo
ni hacer tu desayuno
lavar tu ropa
tener tu cuidado fraterno
tu cobijo

sólo te hubiera montado
sin preguntarte
como a otros amantes
es cierto

como un sueño
despierto sin explicarme
cómo tus fantasmas fueron más fuertes
que mi cobijo
por cierto

No hay comentarios: