lunes, 23 de noviembre de 2015

permite que

Permite que el cielo llore sobre la tumba
de la que no tienes el valor de visitar
permite que la cubra la hierba,
las flores y espinas

permite que el viento te acerque el polvo del cuerpo
que alguna vez palpitó por tu nombre
y con el que alguna vez tuviste hijos

permite que un gato haga su guarida
y su punto de vigilancia
sobre el pecho silencioso
que al menos él entibie el lugar
que palpitaba rápido al escucharte

permite que se desvanezca el amor
y se convierta en leyenda
la risa y el llanto
cuando te canses de gritar su nombre
cuando te acostumbres a su ausencia
permite que la lluvia te traiga noticias nuevas

No hay comentarios: