jueves, 16 de febrero de 2017

señor tiempo de espera

Contemplamos el tiempo 
en periodos intermitentes, 
para darnos cuenta que todo cambia en un instante, 
que se nos algolpan los momentos 
entre las canas y las arrugas. 

Paciencia me falta 
para no arrojarme al vacío 
cuando todavía no es mi tiempo. 
Trabajar mientras espero 
es mi consuelo. 
Retirarme a tus brazos y en tu lecho 
es un lujo 
pasajero,
 una luz 
y una melodía 
que da solaz 
al eterno andar 
y desandar de mis días.

No hay comentarios: