miércoles, 18 de noviembre de 2015

IX

Siempre la palabra herida
me sonó a engaño,
el dolor no existe

paciente dejé que se diluyera
por huir del engaño
me engañé de veras
por correr lejos del fuego
me arrojé a la pira

pasó una década
me llené de cicatrices
cierto
dejó de  doler

ahora lo que me da miedo
es recordar

No hay comentarios: