miércoles, 18 de noviembre de 2015

VIII

Si tuvieras alas
          --que sé que las tienes--
a dónde llegarías
          --que sé que puedes--
si pudieras recordar tu esplendor
          --que sé que lo deseas--
¿renunciarías a tus privilegios?

Si ya demostraste
en tiempos remotos
que éste lugar es tuyo
¿por qué ahora buscas mi asombro?
¿no te parece que nos desgasta?

no hay que apacentar el goteo
pues la copa está lista para beberse

¡salud por la gloria!

No hay comentarios: