sábado, 6 de diciembre de 2008

CANTOS A ZOE



Del cuento de la hormiga y de la cigarra
tu y yo
tenemos sólo la mitad
tú, oruga indefensa, caerías entre mis tenazas
diez de nosotras seríamos suficientes
te llevaríamos en pedazos
serías nuestro alimento

pero te toco y me arrullas
con una dulzura que no puedo soportar
y no sé si quedarme
sobre tí danzando devota

oruga
cantas sólo para mi cuerpo
no hay quien lo entienda
y es mi perturbación tu arma
te cuido
te mimo
te alimento

mi niña mariposa en huestes
canta tu meditación cautiva
sólo para mí

.................................................................................................................................................



Los dragones no duermen
caminan de puntas
virus de los sueños y en los sueños
tormenta rítmica
los dragones cierran la membrana
sin párpados
un trance disfrazado de vigilia
búho con ojos de gato
llueve la tierra y el dragón copulan
protagonizan mis pesadillas
a de ene animal conduciendo la danza
di sol viendo a sus tres consortes
en tres nómadas ciudades superpuestas
al hambre nutriéndose a sí misma

el dragón muerde mis ojeras
con saña de alborada
con sueño envenenado
mis párpados lo llamaban sabían quién era
de pronto en su lomo
cruzaban ríos de aguas negras
repica entre mi propia muerte
y el orgasmo de otro
duplicación del espejo
sueño del sueño
avemaría gárgola vigilante
de las sobras enciende los celos
creciendo entre el adivina no es cierto y como quieras
nunca descansa

en mi pecho tiene su nido

.................................................................................................................................................................


Devoto de la luz
tratando de salir del sueño
común
avanzo lento
debo dormir sobrevivir a la selva
concentrado me cuelgo
en tu sueño de millones de años
persigo el silencio

confundirme entre lianas
raíces y trepadores
deseando no volver a nacer
trescientos días al año
se cree que duermo por completo

vivo en un mundo tibio
dulce
donde sonríes
luz coronada de cabellos

sesenta y cinco días
dentro del sueño que llaman vida
sorteo la muerte

me nombran perezoso

..................................................................................................................................


Y si no te oigo
quiere decir que no estás
o quiere decir que no te quiero oír
o que quisiera no estar
si paso sin cuidado
sin ver
y si me llevo la telaraña entre la cara y el pelo
y a ti colgando como después de un derrumbe
y la viga de la que cuelgas
es tu propia baba
baba usada pacientemente
baba que espera
baba que devora su origen

sino te he visto
y oigo
que he pisado un torso
con ocho patas

si el destino
decide que no te vea
y en la acción nacida de esto
mil años después me aplastarás
porque no me oíste, no me viste
pasaste sin cuidado
desvelando mi ignorancia


No hay comentarios: