miércoles, 23 de julio de 2014

Negación cuarta

El corazón no se equivoca
tú mi anti héroe eterno
mi sincero amante
mi efímero sueño

el que día a día negué
el que día a día me negó

sin estar allí
estando conmigo

tabla salvadora del naufragio

nos elegimos mutuamente
con todas las precauciones
cuidamos la pequeña luz
como pequeña vela
durante la oscuridad
de la noche que cruzamos

Cada encuentro
durante todos estos años
pensaba
que sería la última
ahora sí la última vez

nunca te perdí
nunca fuiste mío

acaso prestado
acaso secuestrado

siempre clandestino


Por amor y misericordia te suelto
por las súplicas de tu esposa
por la fidelidad de mi esposo
porque el néctar no debe desperdiciarse a rienda suelta
y porque la medicina en exceso es veneno

Por amor
y siempre por amor
pienso en tí
y quizás el tiempo
a su tiempo
me permita de nuevo
envolverme a tus brazos


No hay comentarios: